En el hogar es relativamente fácil de llevar un control diario de cómo van evolucionando las plantas y aplicar en base a ello los productos necesarios. Es muy importante esta revisión constante para evitar las plagas. La destrucción y la muerte de las plantas y los cultivos es el desastroso final que conllevan las plagas puedes evitarlo si conoces cuáles son las plagas más comunes:


Pulgones y hormigas

Una de las que más se dejan ver en los jardines cuando empieza a hacer calor, es la de los pulgones. Estos diminutos insectos absorben la savia y toman así los nutrientes que deberían llegar a las células de las plantas.

Una opción ecológica para acabar con ellos es fumigar con una solución jabonosa compuesta por dos cucharadas de escamas de jabón y dos de alcohol en un litro de agua.

 

Cochinillas

Se desarrollan mejor en ambientes secos, por lo que en invierno y otoño pueden aparecer en plantas de interior, y en veranos calurosos en el exterior (sobre todo cuando hay mucha densidad de hojas). Actúan fijándose a las plantas y succionando la savia.

 

Mosca blanca

Este pequeño insecto coloca y pone los huevos en el envés de las hojas, donde pica y se alimenta de la savia. Como los nutrientes no llegan a la hoja, esta va perdiendo color, pudriéndose y deformándose, lo que encima les sirve para esconderse.


Avispa serradora

Lo notarás porque deja mordeduras simétricas en las plantas abonadas en exceso y en ambientes secos. Combátelo a través de antiplagas alrededor de la planta, en el suelo, y completando la acción con un insecticida específico.


Información de: facilisimo